Entradas

LA PUERTA DEL MUNDO

Imagen
Antes de abrir la puerta se miró en el espejo una vez  más, otra más de cien.  
Detrás de aquel reflejo de mujer fatal,  estaba ella, disfrazada para la ocasión. La emoción le salía desde el alma hacia los poros de su piel trémula, apenas cubierta por  la negra transparencia del encaje de seda, sin rincones para la imaginación.   Observó su estatura crecida, sosteniendo el equilibrio sobre  los  tacones imposibles de unos zapatos rojos de piel de tigre de baratillo. Los labios rojos y la mirada remarcada en el negro intenso de mujer de mal vivir.  Así quería presentarse. Transparente y suya. Entregada en piel y alma al encuentro con el deseo.  Dos años, un mes, veinticuatro días... La ocasión se presentó por sorpresa apenas dieciocho horas antes.  Un viaje al centro de todo lo  imaginado en tantos días de deseo contenido, oculto en el hilo conductor de la poderosa magia que borra las distancias. El momento acababa de tocar la puerta. Esperado, arriesgado. Intensamente emocional. Había llega…

AGUJERO NEGRO

Imagen
Hay días en los que uno se despierta y aparece engullido por una pesadilla. Apenas hay luz. El día llega vestido de húmedo gris plomizo. Las manijas del reloj apenas avanzan, y los minutos pesan como piedras sobre los hombros. A rastras llega el mediodía sin que nada cambie. El reloj de la iglesia canta las doce campanadas, repicando el Ángelus sin que vuele ni un solo pájaro asustado sobre los árboles de la plaza. Las losetas del suelo albergan charcos acá y allá, atrapan el reflejo de la torre del campanario en improvisadas bañeras, y un par de atrevidas palomas limpian las plumas en sus aguas perecederas. Hay días que el espejo no me quiere despierta. Se me cierran los ojos y la almohada se aferra a mi cabeza con lazos de acero invisible. Las sábanas son enredaderas de hilo de plomo que atrapan mi cuerpo de hierro. Mis piernas, mis brazos, todos mis huesos, son trozos de pesado metal que se adhieren con fuerza al imán gigante que esa mañana anida en el colchón. Hay días que no te…

CONFESIÓN PÓSTUMA

Imagen
Esta historia pasó hace tiempo, pero podría haber sido ayer, o hace un cuarto de hora.
Es una de tantas historias que nunca ven la luz, que viven escondidas bajo el telón de un falso olvido, silenciadas por la vergüenza y la culpa injusta.
Quizás escribirla fuera su única venganza posible. Solo quién conoció bien a Manuela podría atar cabos. Yo acabo de atarlos y me duele enormemente no poder hacer nada más que ventilar estas dos hojas,  amarillentas y arrugadas, que me gritan  que las libere del olor a moho en el que se han ahogado por tantos años.  Mejor así.

Fue la primera vez más dolorosa y traumática de mi vida. Me la robó mi primer jefe, un hombre mayor  de más de cuarenta años. Yo apenas tenía diecisiete.
Me contrató como secretaria de su taller, y bien pronto se quiso cobrar el favor.  Lo hizo un viernes a última hora del día, cuando su ayudante se había marchado. Me retuvo con la excusa de revisar unas facturas. Cerró el portón del taller con llave y subió a la oficina donde yo …

EL PRECIO DE UNA MANZANA

Imagen
Cuentan que el destino de la humanidad era vivir felizmente, rodeados de todo lo necesario, sin más deber que crecer y multiplicarse. A cambio, una sola condición, no comer manzanas. Así de sencillo.
Y todo ese privilegio se fue al garete en un santiamén, por amor. Ni más, ni menos. Demasiado tiempo disponible para la multiplicación, y pasó lo que tenía que pasar. Entonces llegaron los antojos, un sentimiento totalmente desconocido, que se apareció con forma de culebra. Tenerlo todo nos hace desear lo inalcanzable ¿Podría haber algo más antojadizo allí? No. Nada más apetecible que una hermosa manzana del árbol prohibido. Con la de manjares disponibles a su alcance, y Eva justo se fue a encaprichar del fruto del dichoso manzano ¡La que se nos vino encima por el capricho! Ese creador misericordioso debió entenderlo, pero aplicó su divina justicia sin miramientos. No tuvo piedad. Disculpemos ya de una vez a Adán. No era un calzonazos. Estaba perdidamente enamorado, y no calibró las consecu…

CONDENA PERPETUA

Imagen
Salieron juntos, agarrados de la mano, detrás de aquella puerta dejaban un horror. Una historia más de esas que no deberían pasar nunca, pero  sucedió, y ahora ya no tiene remedio. Cargarán con ella en sus espaldas para siempre.

 Demasiados años de suplicio. Demasiados los días, demasiadas las noches. Demasiado dolor. Y aún así, no desfallecieron en su empeño desesperado en busca de la salida. Todo fue un exceso durante ese tiempo maldito, en el que pasaban los días con el mismo color que las noches. Esa tarde todo se puso a su favor, y ellos no estaban desprevenidos. Era la oportunidad y sabían bien qué hacer. No necesitaron mucho, una buena hacha y mucha puntería. Cada uno se ocupó de lo suyo. Acertaron de pleno. Juan estaba entero, con el corazón duro y la cabeza muy fría. La pequeña Lidia  estaba tan asustada, que no fue capaz de articular palabra en varias semanas. En su cabeza un único consuelo, su tío no los  volvería a tocar jamás. La carnicería que dejaban allí no sería su p…

TARDE DE LEÑA

Imagen
La tarde está de poesía,
tejemelancolía en los pensamientos con hilos de lana vieja. La tarde está de añoranzas,
arrastra atrás la memoria del tiempo que se resiste a marchar. La tarde estálenta, camina perezosa buscando la noche y en sus sombras nunca nos encuentra.


La tarde está lluviosa, llora ausencias en los cristales y pinta las ventanas de rostros inolvidables. La tarde está de café, impregna la estancia de letras
asesinas del tedio de un tiempo en blanco. La tarde está de otoño, está de leña y fuego, está de tuya y mía.

TRAVESÍA AZUL

Imagen
Yo el mantel. Tú los platos y dos vasos. Yo la sal y los cubiertos. Tú las servilletas. Yo agua. Tú cola sin azúcar. Esta noche la poesía viene a cenar con nosotros, tiene un lugar reservado en nuestra mesa. Ella  lo inunda todo con su aroma, y poco a poco nuestro entorno se desvanece. 
Solo existimos los dos, sentados uno frente al otro. Hablando sin parar, mientras cenamos la ensalada que tú has preparado. Las manzanas del postre nos esperan inútilmente. Te escucho y me sumerjo en la energía de tu mirada, en la calidez de tu sonrisa, en las palabras que me cuentan tu historia. Nuestro sueño, imaginado durante tanto tiempo, ahora se está haciendo tangible. Se abre paso en esta estancia. Ocupa su espacio. Camina despacio, con pies de plomo y nos rodea. Nos abraza. Nos transporta. Nos mete en su burbuja etérea. Flotamos. No me despiertes. Sigue mirándome a los ojos, que yo traspaso con los míos el azul de tu jersey. Todos mis sentidos se concentran en un solo punto. Tú. Y tu mirada azul. E…

PASTEL DE COMPROMISO

Imagen
Para esto del amor, no hay recetas infalibles.  Pero sin duda, lo imprescindible, es alimentarlo adecuadamente, para que no se muera de inanición.
Como cada amor es único e irrepetible, es necesario que los interesados personalicen la receta, con los ingredientes más convenientes en cada caso, para que el resultado final sea un pastel único, personal e intransferible ¡Exquisito!
Esta receta es solo un ejemplo de cómo conseguir un delicioso pastel de compromiso. Se recomienda hacerlo con paciencia, y el tiempo necesario, para lograr la fermentación adecuada.
 El resultado final depende absolutamente del proceso. Cuanto más mimo y cuidado, mejor saldrá.

- Ingredientes:
 1.200 días de compromiso  100 días de locura   30 horas de pasión  200 días de cobardía, dudas y miedo, mezclados a partes iguales.  90 días de paréntesis  1 ½ horas de atrevimiento  7 horas de valentía  30 días de encaje  Miles de minutos de conversación, en pepitas  Comprensión y generosidad en grandes cantidades  Pican…

CUARTOS SEPARADOS

Imagen
Duermen en habitaciones separadas, pero disfrutan juntos de las pequeñas cosas de cada día. Cosas tan simples, como repartirse entre los dos la última rosquilla de la merienda; compartir la cena sin apenas sal; o recordarse, el uno al otro, la pastilla que toca tomar en cada momento.  Algo que años atrás, cuando aún eran jóvenes, ni siquiera imaginaron  como un sueño irrealizable. Nunca han podido compartir su vida; ni un paseo por el parque agarrados de la mano. Nunca una mirada en público, ni una fiesta de aniversario. Y aún así siguieron  sumando años, el uno junto al otro. Coleccionando arrugas en su piel,  compartida durante media vida en cuartos alquilados por horas.  Siempre al acecho del momento oportuno; robando tiempo, breve y furtivo, a algunas tardes; entre excusas y mentiras a todos, para preservar el secreto de su amor sin permiso. Pero la vida, ya se sabe, es impredecible. A veces te trae de golpe, en un solo paquete, todo lo que te ha negado durante años. Un regalo del dest…

DESTELLOS

Imagen
En casi todas las familias hay un iluminado, en la mía tenemos a mi primo Andrés. 
Ya desde pequeño mostró gran afición a eso del espacio sideral, y a acumular cuanta chatarra se encontraba por delante. Todo le servía para construir su particular vehículo espacial. 
En la infancia todo nos parece posible, más aún si tienes cerca alguien tan imaginativo y tenaz como él. Su hermana Carla y yo fuimos entusiastas colaboradoras ensamblando, lata a lata, el artilugio que nos serviría para transportarnos al espacio.
 Y así fue. Un seis de agosto, antes de media noche, ya éramos tres trasnochados tripulantes, en una cacharrería, rumbo al desconocido mundo estelar. Cómo consiguió  arrancar aquello, solo lo sabe él; cómo empezó el aparato a descomponerse, enseguida lo supimos los tres. Las dos rezamos como beatas a las puertas del infierno, Andrés no tuvo tiempo ni para decir amén, agarrado al volante escacharrado de un Seat Panda, chillaba como un poseo intentando controlar aquel cacharro interes…