Entradas

Mostrando entradas de abril, 2018

CONFESIÓN PÓSTUMA

Imagen
Esta historia pasó hace tiempo, pero podría haber sido ayer, o hace un cuarto de hora.
Es una de tantas historias que nunca ven la luz, que viven escondidas bajo el telón de un falso olvido, silenciadas por la vergüenza y la culpa injusta.
Quizás escribirla fuera su única venganza posible. Solo quién conoció bien a Manuela podría atar cabos. Yo acabo de atarlos y me duele enormemente no poder hacer nada más que ventilar estas dos hojas,  amarillentas y arrugadas, que me gritan  que las libere del olor a moho en el que se han ahogado por tantos años.  Mejor así.

Fue la primera vez más dolorosa y traumática de mi vida. Me la robó mi primer jefe, un hombre mayor  de más de cuarenta años. Yo apenas tenía diecisiete.
Me contrató como secretaria de su taller, y bien pronto se quiso cobrar el favor.  Lo hizo un viernes a última hora del día, cuando su ayudante se había marchado. Me retuvo con la excusa de revisar unas facturas. Cerró el portón del taller con llave y subió a la oficina donde yo …