CUENTO NAVIDEÑO



Os voy a contar algo que pocos saben aún, Papá Noel es mi cuñado. Lo siento. Sé que esta noticia puede desilusionar a muchos, pero es lo que hay.
Lo único cierto es que vive en Laponia. Ni es bueno, ni es gracioso; tampoco tiene barba ni pelo. Todo postizo.
 La panza sí es suya, bebe cerveza como un cosaco. Debe ser eso lo que le agria el carácter.
Todos los años viene a pasar las fiestas navideñas con nosotros. Con él las cenas de Nochebuena eran un suplicio. 
Le regalamos un trineo y unos renos. Ahora es repartidor de correos. 🎅

Comentarios

Entradas populares de este blog

ALEGATO EXCULPATORIO

CUARTOS SEPARADOS

TRAVESÍA AZUL