SUEÑO IMPERFECTO


Esta noche soñé contigo. Volábamos lejos, donde nadie nos conoce. Tú pilotabas un viejo aeroplano. Yo, a tu lado, me sentía poderosa como un águila sobrevolando el paisaje. El mundo a nuestros pies, sometido al propósito imparable de nuestras ambiciones.
Abajo valles y montes, ríos y campos, bosques y páramos. Arriba solo el cielo azul. Atravesábamos nubes de algodón, y surcábamos el aire entre bandadas de aves, al compás de la banda sonora de John Barry ¡Era tan feliz! Por fin se cumplía mi deseo de ir a África…
Me desperté helada, con las piernas entumecidas. No sentía los pies. Tardé unos segundos en darme cuenta; me había quedado dormida en un banco del aeropuerto. Mi vuelo a Moscú se ha retrasado por causa del temporal. En mi móvil aún suena la música de Memorias de África...
Solamente me reconforta pensar que en Rusia me esperas tú. No hay mejor sueño que terminar este viaje dentro de un abrazo tuyo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CUARTOS SEPARADOS

TRAVESÍA AZUL

CONFESIÓN PÓSTUMA